Festividades, dioses y creencias Olmecas

0
3610

Las festividades Olmecas son muy diversas y extrañas a la vista de la sociedad actual. Principalmente por viajes ancestrales que se auto-inducían miembros de la comunidad para entrar en contacto con sus dioses.

Poseen un repertorio de dioses que en su mayoría no poseen figura humana, sino semi-humana mezclada con diversos animales. Y aunque para muchos puedan parecer monstros eran muy apreciados en sus creencias.

 

Creencias Olmecas y las Figuras iconográficas religiosas

Durante los descubrimientos de sus esculturas, se encontraron figuras antropomorfas y zoomorfas frecuentemente decoradas con símbolos religiosos.

Los objetos a menudo estaban hechos de jadeíta, serpentina y otras piedras de color verde azulado cuyo color significaba la conexión con el mundo espiritual.

Además, de acuerdo a las  escrituras de sus creencias talladas en piedras, describen que estas figuras pudieron haber servido como herramientas de rituales de auto-sacrificio.

Un dato curioso, es que muchas figuras tenían a su lado una cuchara, los antropólogos le influyen la razón de que fue usada para la administración de sustancias alucinógenas que les permitía conectar con los dioses.

La evidencia del uso de sustancias que alteran la mente por parte de los Olmecas es débil, sin embargo, sus iconografías muestran significativas evidencias de que si se administraban dichas sustancias.

 

 

 

 

Hallazgos de Dioses Olmecas

Los Olmecas tenían dioses, o al menos poderosos seres sobrenaturales, que eran adorados o respetados de alguna manera. La mayoría de sus nombres y funciones se han perdido a lo largo de los siglos.

Las deidades Olmecas están representadas en tallas de piedra, pinturas rupestres y alfarería. En la mayoría del arte mesoamericano, los dioses se representan como seres humanos, pero a menudo eran animales mezclados.

El arqueólogo Peter Joralemon, que ha estudiado las creencias del Olmeca extensamente, ha ideado una identificación provisional de ocho dioses. Estos dioses muestran una mezcla complicada de atributos humanos y animales.

Incluyen el Dragón Olmeca, el Monstruo de las Aves, el Monstruo de los Pescados, el Dios del Ojo de Banda, el Dios del Maíz, el Dios del Agua, el Were-Jaguar y la Serpiente Emplumada.

 

Deidades importantes Olmecas

El mundo espiritual Olmeca está repleto de deidades entre las cuales resaltan en grado de importancia 4, identificadas así por el antropólogo Joralemon debido a la constante representación de sus simbologías en las artesanías.

Estas 4 deidades principales, son: El Dragón, el Monstruo de las Aves, el Monstruo de los Peces y el Dios de ojos cruzados, cuando se toman juntos, forman el universo físico Olmeca según la creencia popular.

 

 

 

El dragón Olmeca

El Dragón Olmeca se representa como un ser parecido a un cocodrilo, teniendo ocasionalmente rasgos humanos, águila o jaguar. Su boca, a veces abierta en antiguas imágenes talladas, se ve como una cueva.

Este representaba la Tierra o, al menos, el plano en el que vivían los humanos. Como tal, representó la agricultura, la fertilidad, el fuego y las cosas de otro mundo.

El dragón puede haber sido asociado con las clases dominantes Olmecas o la élite. Esta antigua criatura puede ser el antecesor de dioses aztecas como Cipactli, un dios cocodrilo, o Xiuhtecuhtli, dios del fuego a su creencia.

 

El monstruo de aves

Representó los cielos, el sol, el gobierno y la agricultura. Se describe como un ave temible, a veces con rasgos reptiles. El monstruo de las aves pudo haber sido el dios preferido de la clase dominante.

La ciudad, una vez ubicada en el sitio arqueológico de La Venta, veneró al monstruo de las aves, su imagen aparece allí con frecuencia, incluso en un altar importante.

 

El monstruo de los peces

También llamado el monstruo del tiburón, se cree que el monstruo de los peces representa el inframundo y aparece como un tiburón aterrador o pez con dientes de tiburón.

Han aparecido representaciones del Monstruo de los peces en tallas de piedra, alfarería y pequeños celtas de piedra verde, pero el más famoso se encuentra en el Monumento 58 de San Lorenzo.

En esta masiva talla de piedra, el Monstruo de los peces aparece con una boca temible llena de dientes, una gran ” X “en su espalda y una cola bifurcada.

 

El dios de ojos cruzados

Poco se sabe sobre la creencia y festividad de este dios. Su nombre es un reflejo de su apariencia. Siempre aparece de perfil, con un ojo en forma de almendra.

Una banda o cinta pasa por detrás o por el otro ojo. Este parece más humano que muchos de los otros dioses Olmecas. Se encuentra ocasionalmente en la cerámica, pero aparece una imagen en una famosa estatua Olmeca.

 

Festividades Olmecas

Una de sus festividades más significativas, era el culto chamánico. Consistía en que el chamán de la tribu podía abandonar su forma humana convirtiéndose en un animal. Los más comunes eran jaguares, monos o aves.

Para realizar dicha transformación los chamanes consumían hongos alucinógenos que les hacía entran en contacto con el mundo espiritual, una vez hecho el contacto, estos les pedían cambiar de forma en el mundo material.