Chichimecas

Los Chichimecas

Los chichimecas invadieron el centro de México desde el norte en los siglos XII y XIII d.C. Terminando así con la famosa hegemonía tolteca en la región mesoamericana.

Su idioma, también llamado Chichimec, es de la lengua de Oto-Pamean. Es incierto hasta qué punto estos pueblos chichimecas fueron una comunidad poco desarrollada, sin embargo, destacaban en otros aspectos culturales.

Origen de los Chichimecas

Fueron personas no agrícolas nómadas o seminómadas que se asimilaban gradualmente a la agricultura y otros hábitos sedentarios en las franjas del norte de los centros de la civilización mexicana.

Finalmente, se movieron hacia el sur para apoderarse de estos centros. Su advenimiento se ha comparado con el de la penetración de los bárbaros en Europa occidental en el siglo V d. C.

Dicho evento marcó el final de la decadencia del imperio romano occidental. Por otra parte, los aztecas o mexicas eran una de las tribus chichimecas competidoras más significativas de la época.

Varios grupos étnicos de la región se aliaron hacia los ibéricos y la siguiente colonización táctica del norte de la entidad nacional de México se conoció como las “Guerras Chichimecas”.

Muchos de los pueblos llamados chichimecas son prácticamente desconocidos hoy en día; pocas descripciones los mencionan y parecen haber sido absorbidas por la cultura mestiza o por otros grupos étnicos indígenas.

Por ejemplo, prácticamente no se sabe nada acerca de los pueblos llamados guachichiles, caxcanes, zacatecos, tecuexes o guamares. Otros como Opata o “Eudeve” están bien descritos pero extintos como personas.

Otros pueblos “chichimecas” mantienen una identidad separada en la actualidad, por ejemplo, los otomíes, los chichimecas jonaz, los coras, los huicholes, los pames, los yaquis, los mayas, oodham y los tepehuanes.

Estructura idiomática Chichimeca

En la lengua náhuatl, náhuatl significa “habitantes de Chichiman”; El nombre del sitio Chichiman en sí significa “Área de Leche”. A veces se dice que está relacionado con el chichi “perro”, pero las “i” en chichi son cortas al pronunciar.

La palabra “Chichimeca” fue utilizada originalmente por los pueblos nahuas (nahua) para narrar su oportuna prehistoria como un cazador-recolector nómada y se usó en disparidad con su estilo de vida urbano más “civilizado”.

Descripciones etnohistóricas

Las primeras descripciones sobre los chichimecas son del período de la conquista temprana. En 1526, Hernán Cortés escribe en una de sus cartas de las tribus chichimecas del norte que no eran tan civilizadas como los aztecas.

No obstante, comentó que podrían ser esclavizadas y utilizadas para trabajar en las minas. Ya que los Chichimecas demostraban ser bastante atrasados en conocimientos tecnológicos.

Este enfoque fue seguido por Nuño Beltrán de Guzmán, cuyos intentos de esclavizar a las poblaciones indígenas del norte de México provocaron la rebelión del Mixtón, donde las tribus chichimecas resistieron a la colonización.

A fines del siglo XVI, Gonzalo de las Casas escribió un relato de la tribu chichimeca que había recibido una encomienda cerca de Durango y luchó en las guerras hacia los pueblos chichimecas.

Estos fueron los pueblos de los pames, los guachichiles, los guamari y los zacatecos que vivían en el Área que se llamaba “La Gran Chichimeca”.

El relato de Las Casas se denominó “Informe de los chichimecas y la justicia de ellos”, y contenía información etnográfica sobre los pueblos llamados chichimecas.

Aspectos culturales Chichimecas

Los chichimecas a diferencia de otros grupos mesoamericanos, no realizaron grandes construcciones. No obstante, pudieron distinguirse en otros aspectos tales como su vestimenta, religión y expresiones artísticas.

A continuación, mencionaremos algunos de estos aspectos más resaltantes e interesantes en su cultura:

  • Vestimenta

Los integrantes de esta tribu no usaban ropa, sin embargo si usaban un trozo de tela solo para cubrir sus genitales. Se pintaban el cuerpo con tatuajes a base de aceites naturales.

Por otra parte, su calzado fue completamente ausente. Utilizaban accesorios como collares, orejeras talladas en hueso y aretes muy grandes hechos de plumas. Su cabello tenían a pintarlo de rojo con colorantes naturales.

  • Viviendas y arquitectura

Comúnmente habitaban en estructuras naturales como las cuevas, sin embargo, algunos de ellos construían chozas a base de materiales como el zacate o también conocidas como las hojas de palma.

Algunas otras viviendas eran mucho más pequeñas de un solo piso, aislada por muros hechos de tepetate o también denominado adobe mezclado de zoquete. Los techos eran hechos a base tierra y agua, aunque usaban otros materiales.

Entre estos estaban las fibras hechas de maguey y el tepetate. Por otra parte, los chichimecos tampoco fueron muy desarrollados en la creación de esculturas, la principal razón era su vida nómada.

A pesar de esto, pudieron desempeñarse en la pintura rupestre y los pictogramas. En su mayoría se encuentran resguardados en grutas, peñas o barrancos. Dichos dibujos graficaban sus hechos cotidianos, animales y dioses.

Lamentablemente muchas de sus obras, son incomprensibles debido a un grado de abstracción muy pobre, mientras que las otras fueron en su mayoría profanadas por los evangelistas rebeldes que las cubrieron con cal.

  • Religión

Entre los aspectos religiosos de la cultura chichimeca, podemos resaltar que estos eran realizados en los centros civiles-religiosos por medio de entidades sacerdotales, hechiceros o brujos. Estos eran denominados como madai cojoo.

Dicha expresión significa gran hechicero. Por lo general estas sedes de adoración están ubicadas en los extremos de las montañas o algún lugar natural alto.

Un dato curioso es que los Chichimecas utilizaban estos tempos como una especie de muralla o fortaleza durante las guerras, aunque hoy día la gran mayoría se encuentren en ruinas.

En estos  templos se les rendía tributo a los cuerpos ancestrales y celestiales provenientes de la luna y el sol. Además de algunas figuras de animales. Pese a esto, muchos científicos afirman que los chichimecas mudaban de Dios.

Es decir, que al descubrir por ejemplo una piedra o animal distinto, estos podían asociarlo a un Dios con un significado completamente diferente al anterior, por ende no tenían una religión compacta y estable.

  • Funerales

Estos tenían la costumbre de cremar a sus muertos y resguardar sus restos en un recipiente. Sin embargo, también ejecutaban entierros en las montañas abiertas, colocando ofrendas como figuras y alimentos.

Durante estos actos, los chichimecas realizaban bailes en honor a sus caídos acompañados de tambores primitivos como troncos huecos mientras los brujos o hechiceros danzaban al son del ritmo.

Además del baile, estos de pinchaban con un objeto afilado las pantorrillas generando un pequeño sangrado, haciendo correr la sangre sobre sus piernas hasta tocas la superficie de la tierra, en forma de bendición al difunto.

En conclusión, esta tribu demostró ser una cultura bastante primitiva en sus métodos culturares. Aunque por el contrario, se evidenciaron fuertes lazos religiosos con sus seres ancestrales cambiantes, el sol y la luna.

Si bien no dejaron grandes legados hechos en piedra o minerales preciosos, los chichimecas dejaron una marca permanente muy valiosa pintada en las grietas de la tierra, llegando hasta la actualidad y ayudando a ser recordados.