Festividades, dioses y creencias aztecas

0
453

 

Los Aztecas fueron una sociedad, en la cual su cultura estaba regida principalmente por sus creencias, festividades y dioses.

Las creencias religiosas Aztecas están llena de simbolismos, politeísmo y un calendario de finales calamitosos.

 

Festividades aztecas

 

Estas festividades estaban relacionadas con su calendario, en ciclos de 260 y 365 días. En el lapso de mayor duración eran realizadas 18 festividades en honor a varias deidades

En las festividades aztecas se fundieron tanto tradiciones mesoamericanas de antaño como elementos de nueva índole. Sólo hablaremos de las que fueron más importantes.

 

Festividad del Día de los Muertos

 

La festividad del día de muertos tenía un significado de fin de ciclo de las cosechas de granos, los cuales formaban parte de las ofrendas presentadas a la divinidad del inframundo o «Dama de la muerte».

La sociedad Azteca acostumbraba enterrar a los muertos junto con objetos y otras ofrendas para su viaje al cielo, ya que creían en la vida después de la muerte.

Festividad a la lluvia

 

El primer festival se celebraba cuando inicia el año agricultor, durante el mes de febrero. El pedido recurrente de precipitaciones para la agricultura y vida de la sociedad Azteca a los dioses era mediado por sacerdotes.

El segundo festival en honor a Tláloc se realizaba en marzo, cuando las flores habían empezado a nacer se ofrendaba también a otros dioses de las precipitaciones.

El último festival tomaba lugar durante el otoño. Los Aztecas elaboraban unas  pequeñas sierras e imágenes del Tláloc, porque tenían la idea de que este dios vivía en una montaña alta.

 

Festividad a la diosa Xilonen

 

Un festival  que se realizaba en honor a Xilonen, diosa del maíz. Para esto, las mujeres solteras traían su cabellera larga y suelta mientras llevaban maíz verde como ofrenda a la diosa cada noche durante la celebración hacia al templo.

Una esclava era seleccionada para representar a la divinidad, por lo que era vestida de manera similar. En la ceremonia de la noche final, esta esclava era sacrificada.

 

Dioses aztecas

 

Había unos trece dioses principales y doscientos secundarios, pues incorporaban los de otros pueblos.

A la cabeza, estaba un dios supremo e inefable: Tloque Nahuaque, al que le seguían Tonacatecuhtli y Tonacacihuatl, pareja que llenaba las funciones de la paternidad.

Ometececuhtli, dios de la dualidad, que ocupaba una posición análoga. Tonatihu, dios sol, que también desempeñaba funciones de señor celeste.

Muchos dioses que intercedían en las cuestiones humanas eran venerados sobre los demás y eran honrados con el templo principal de las localidades.

Tezcatlipoca, el espejo humeante. Tláloc, dios de la lluvia, con anteojeras y colmillos. Quetzalcóatl, o serpiente emplumada, dios de la civilización. Huitzilopochtli, divinidad de la beligerancia y titular de México.

Es muy complejo citar a todo el panteón azteca. Basta con saber que existían dioses mayores, de la fecundidad, creadores, de la lluvia y humedad, del fuego, del pulque, planetarios y estelares, de la muerte y de la tierra.

Creencias aztecas

 

Eran politeístas. Sus creencias eran tan fuertes, que las manifestaba a través del arte, simbolismo y gastronomía.

Al momento de llegar al valle Central de México, incluyeron nuevos dioses a su sistema de creencias (los dioses Nahuas eran más relevantes), sin haber renunciado a divinidades propias.

Los Aztecas adquirieron creencias junto a la conquista de nuevas naciones a tal punto que crearon historias que mezclaban las creencias antiguas con las nuevas. Su cultura estaba mayormente definida por la religión Azteca y sus creencias.

 

Una cultura que buscó anunciar su poderío y sus creencias de muchas formas, algunas extremas y brutalmente violentas, por lo que fueron erradicadas.