Purepechas

Los Purépechas

Se ha dejado en evidencia que la existencia de los grupos étnicos ha sido de mucha relevancia para poder entender el presente, sobre todo cuando se trata de los aportes tecnológicos y de lo maravilloso de su cultura que los hace tan especiales.
De la misma manera, no es secreto para nadie que la cantidad de grupos indígenas es bastante elevada aunque hoy en día muchos de ellos han desaparecido por diferentes causas.

Sin embargo, otros aún existen y sus tradiciones nunca desaparecerán. Entonces, en el siguiente artículo que se mostrará, se hablará de los purépechas, los cuales tienen un papel muy grande en el país.
Debido a que su pasado ha creado tradiciones nacionales importantes como algunas palabras incluidas en el castellano coloquial mexicano dejando ver su influencia.

¿Quiénes son los Purépechas?

Antes que nada, se debe de comentar que este es un grupo indígena que se localiza especialmente en la región de los estados de Michoacán, México. Otro dato curioso de estas personas, es que se conocían como los michoacas en su idioma náhuatl.
Posteriormente, investigaciones arrojaron que posiblemente ocuparon los estados de Guanajuato y Guerrero, todos evidentemente ubicados en el mismo país, agregando consigo que esto no es certero totalmente.
En la actualidad, se han podido observar grupos de la misma cultura migrar, en donde se han localizado en la zona de los estados Jalisco, Colima, California Baja, Estado de México, Ciudad de México, Guanajuato y Guerrero.

Su extensión ha sido tan grande que han llegado a localizarse en algunos países como Canadá, Groenlandia y evidentemente Estados Unidos.

Esta cultura tuvo una existencia especialmente desde el periodo de 1200 y 1521 D.C, en donde la existencia de otras tribus se encontraba presentes.
No obstante, algo que los caracteriza es haber resistido en el embate azteca, esto fue debido a sus avances en la formación y creaciones de armas por sus técnicas de la metalurgia, la cual fue muy relevante para su desarrollo como cultura.

Historia de los Purépecha

A lo largo de la historia se encontraron muchas tribus en el México precolonial, pero ninguna tan distintiva como el origen innovador de los Purépecha.

Aquí se resaltan aspectos importantes de esta comunidad indígena, tan famosa por su turismo y nuevas costumbres.

Tanto así, que aun en el 2018 no pudieron escapar de las páginas de las redes sociales, tales como facebook al compartir su historia millones de mexicanos.

Sus obras arquitectónicas ocupan un lugar en la página de lugares turísticos del gobierno de México, siendo El Tajín un patrimonio cultural de la humanidad por la UNESCO a partir del mes de noviembre del año 1992.

El inicio de los Purépecha

La civilización tarasca (también denominada como p’urhépecha, nombre después de su idioma) dominó el oeste de México.

Pero también ocupaban otras partes en menor cantidad tales como los estados de Guanajuato y Jalisco.

Construyó un imperio que lo pondría en conflicto directo con esa otra gran civilización mesoamericana del período Postclásico, los aztecas.

Solo por detrás del imperio azteca, los propios tarascos controlaban, desde su capital, Tzintzuntzan, un imperio de más de 75,000 kilómetros cuadrados.

Origen cultural

La historia de los tarascos se ha juntado a partir del registro arqueológico hasta las tradiciones locales.

Principalmente evidenciadas con la Relación de Michoacán escrita por el fraile franciscano Jerónimo de Alcalá alrededor del siglo 16.

Mientras que los tarascos tenían una deuda cultural con las civilizaciones tribales de Bajío y Michoacán, la cultura purépecha tenía una historia de más de tres milenios.

Los tarascos se asentaron en el centro y norte de Michoacán (que significa ‘área de los maestros de peces’) cuencas de los lagos de Zacapu, Cuitzeo y Pátzcuaro.

Desde el período Preclásico Tardío, la sociedad purépecha  se volvió mas sofisticada con un alto grado de centralización política y estratificación social.

Según la Relación, la tribu más importante era la wakúsecha (otros del grupo étnico chichimeca).

Cuyo jefe Taríakuri estableció la primera capital en Pátzcuaro alrededor del año 1325 a.

Dentro del México moderno todavía se pueden encontrar mexicanos de ascendencia purepecánica, cuya cultura es distintiva de otros grupos étnicos.

Poblada principalmente en el estado de Michoacán, su tierra natal, la tribu Purépecha tiene una religión e historia que es diferente de sus hermanos aztecas.

Territorio Purépecha

Su territorio se duplicó en extensión por las generaciones anteriores a medida que  aumentaba la producción y el comercio de maíz, obsidiana, basalto y cerámica.

El aumento del nivel del lago en la cuenca de Pátzcuaro también significó el abandono de muchos sitios de baja altitud y la competencia por los recursos se hizo cada vez más feroz.

Así también, en la ciudad de Zacapu, la concentración de la población aumentó enormemente, de modo que 20.000 personas habitaban solo 13 sitios.

Este período estuvo marcado por un aumento en las rivalidades estatales locales y una inestabilidad general entre la élite gobernante, pero los cimientos del gran imperio tarasco estaban ahora en su lugar.

Actividades económicas

Los purépechas se enfocan principalmente en las actividades agrícolas, éstas son la pescadería, la cual es la más implementada por ellos.
De la misma forma, la agricultura se encuentra en su economía, la ganadería de igual manera es explotada.
También se debe comentar que son excelentes alfareros y su excelencia con las creaciones a mano de materiales como la cerámica, arcilla y todas las artesanías lo hacen muy conocidos en su región, además que sus trajes típicos juegan un papel relevante.
Por otro lado, se tiene que la metalurgia se considera una parte fundamental para la economía de este grupo, ya sean vendidas de forma directa o simplemente por ser herramientas implementadas en otras actividades mencionadas ya.

Una red de mercados locales y un sistema de tributos aseguraron que había una cantidad suficiente de productos básicos.

También había un suministro de cerámica, conchas y metales (especialmente lingotes de oro y plata).

En estos mercados ocupados se compraron y vendieron frutas, verduras, flores, tabaco y alimentos preparados.

Además de productos artesanales y materias primas como la obsidiana, el cobre y las aleaciones de bronce.

El estado controlaba la minería y la fundición de plata y oro (en las cuencas de Balsas y Jalisco).

Mientras que la producción de bienes hechos a partir de estos materiales preciosos se realizó a través de artesanos expertos que  residían en el complejo del palacio de Tzintzuntzan.

Existe cierta evidencia de producción independiente de oro y plata en las regiones sur-este y oeste, compatible con la evidencia de centros administrativos.

Además, los tarascos importaron turquesa, cristal de roca y piedras verdes, mientras que de los tributos locales adquirieron algodón, cacao, sal y plumas.

Los tarascos eran los productores más importantes de campanas de bronce al estaño, cobre y aleaciones de cobre en Mesoamérica.

Religión

Este grupo étnico se diferencia de los demás, ya que poseen su propia religión, la cual tiene un origen desde los tiempos del imperio purépecha, posteriormente su imperio tuvo existencia hasta las épocas de la evangelización.
Sin embargo, en la actualidad la mayoría de estos nativos creen en la religión católica, posiblemente por la implementación obligatoria de dicha religión en las épocas coloniales como se ha mencionado anteriormente.

Al igual que sus contrapartes del norte, la religión Purepechan confió en el sacrificio humano a sus muchos dioses y diosas como un medio para cosechar bendiciones y favores como un medio de demostrar devoción.

La religión Purepechan incluye un reino para el cielo, la Tierra y una vida después de la muerte para abajo. Aunque se dice que tiempo después debido a la conquista española su religión cambiaría drásticamente a un solo Dios.

Cada reino estaba controlado por tres deidades que se mantenían por encima de las deidades menores dentro de la religión.

Idioma

Como ya se ha mencionado, se tiene que los purépechas tienen una propia lengua original pero la misma contiene algunas divisiones las cuales se mencionarán a continuación:
1. Lacustre
2. Central
3. Serrana

Arte

Muchas investigaciones han encontrado piezas importantes de este grupo creadas por hierro, bronce y otros materiales los cuales han dejado acabados hermosos, además que ya se sabe que son perfecto alfahareros.
Es decir, las representaciones más notorias del arte de estos indígenas se ven orientadas a la metalurgia y las artesanías, siendo estas delicadas y muy llamativas por sus acabados originales.

Una de las piezas que más han impresionado, son las creaciones con plumas de colibrí, las cuales se hicieron de forma de mosaico.
Conllevando a un acabado original y bastante complejo, algo que los caracteriza.
Otro punto importante, es que el uso de las plumas no solo se quedó en los mosaicos, sino que se implementó en la creación de mantas, capas, abanicos y muchas más piezas sean de su vestuario o de manera decorativa.
Una característica relevante es que usaban barro vidriado, estos elementos eran creados con fines domésticos, comerciales, los cuales eran ollas, platos y otras herramientas funcionales.

Su loqueado sobre la madera es algo que también los representa bastante bien, usan otros materiales en estas obra como la arcilla y pinturas naturales, los cuales hacen que sus tallos sean llamativos y originales.

Los purépechas en cuanto al área de las esculturas, se enfocaban en la creación de ellas por medio de las piedras de basalto, algo en donde tallaban peculiaridades como las esculturas antropomorfas, es decir, humanos con partes de animales.
Las herramientas de guerra o funcionales para cortar como los cuchillos, lanzas, flechas y puntas, eran parte importante de sus creaciones, en donde usaban la obsidiana negra y roja para finalizar sus obras.

Arquitectura

Una característica única de la arquitectura postclásica tardía de Tarasca son las estructuras monumentales.

Estas combinan pirámides escalonadas rectangulares y circulares conocidas como yácata, tienen forma de cerraduras pero también había pirámides rectangulares regulares.

En Tzintzuntzan, cinco de estas estructuras descansan en una enorme plataforma de 440 m de largo bajo la luz del inclemente sol azteca.

Los yácata se enfrentaron originalmente con losas de piedra volcánica muy ajustadas y las excavaciones en su interior han revelado tumbas ricas en artefactos.

Frente a la yácata se colocaron esculturas para recibir ofrendas de sacrificio como en muchas otras culturas mesoamericanas.

En Ihuátzio también hay un ejemplo de una cancha para el juego de pelota mesoamericano.

La cerámica tarasca también se distinguía por sus frascos con forma de espuelas (a veces en forma de animales y plantas).

También había cuencos de trípodes, vasijas en miniatura y tubos con tallos largos, todos muy decorados.

Otras habilidades que poseían los Purépechas

Los tarascos también eran trabajadores metalúrgicos altamente calificados, especialmente en plata y oro.

Además, eran expertos en el trabajo de la obsidiana, en particular la joyería de orejas y labret, que estaba cubierta con una lámina de oro y con piedras preciosas incrustadas de color turquesa.

Trajes Purépecha tradicionales

Los sacerdotes de la religión tenían una organización de jerarquía con un sumo sacerdote apoyado por sacerdotes inferiores que llevaban calabazas de tabaco para marcar su posición en la sociedad como líderes religiosos.

El lugar sagrado dentro del Imperio Purepechan estaba a lo largo de la cuenca de Pátzcuaro que de acuerdo a ciertas teorías estaba alineado con la luna.

Se irguieron pirámides para todas las deidades principales en Tzintzuntzan e Ihuátzio.

Obras de Arte y gastronomía Purépechas

Los purépechas y sus magníficas obras de arte contribuyen en gran medida al espíritu del país.

Al tejido mismo de lo que hace de México lo que es, un país rico en culturas étnicas y comunidades indígenas.

Las cuales representan el mundo Azteca como el origen de todo mexicano, acerca de su gastronomía, forma de vestir e información sobre avances arquitectónicos de la época.

Además en su gastronomía daver y sus aufrute, la identidad indígena étnica es bien representada con una lista de deliciosos postres típicos. Los cuales debes ver para creer.

Gran parte de esta diversidad cultural se encuentra localizada en la ciudad de Uruapan, la segunda más poblada de Michoacán.

Tan diversa con su lengua nativa, de la cual existe un número indefinido en su versión.

Hecho que conmueve al mundo de su gran riqueza lingüística originaria de este pueblo.

El grupo en la actualidad

Principalmente, se debe comentar que hoy en día la población de esta cultura se ve representada por 200.000 mil personas.
Las cuales están distribuidas a lo largo de las regiones en donde sus ancestros se localizaban, es decir, en las zonas de México y algunas que fueron tomadas por migración.
Por consiguiente, aunque implementan la religión católica, se debe de decir que aún no han perdido sus tradiciones y de la misma forma se puede observar que sus creencias místicas y su lengua nativo no han sido modificadas de ninguna manera.
Otro punto de relevancia es que la lengua originaria de este grupo ha aportado palabras coloquiales a toda el habla del castellano en dicho país, siendo esto de gran relevancia para la actualidad de toda la población nacional.
Aún existen algunos grupos de esta cultura que no tiene comunicaciones con la población actual.
Es decir, viven aislados en sus propias tradiciones y el recuerdo de sus ancestros, los cuales fueron los formadores de su cultura y han hecho que sean lo que son hoy en día.

Imperios Tarascos y Aztecas precoloniales

Antes de la llegada de los españoles a América Central a principios de 1500, los tarascos, también conocidos como la tribu purépecha, prosperaron en la zona montañosa de la Sierra Madre.

Las tribus mexicanas precoloniales incluían a los poderosos aztecas; sin embargo, el Purépecha surgió como un socio comercial valioso.

En la década de 1470, los purépechas y los aztecas lucharon en un choque por la expansión y las materias primas como el oro y la plata.

A pesar de la fiereza de los aztecas en el combate, los purépechas derrotaron a los astutos de los aztecas.

Pero no solo conservaron parte de sus tierras sino que también pudieron anexar el territorio azteca en Tenochtitlán.

Los purépechas mantuvieron su propio idioma y cultura que era distintivo de sus vecinos.

Su idioma reflejaba el quechua de los incas, lo que denota que los purépechas pueden haber tenido orígenes sudamericanos y haber emigrado a América Central desde el principio de su historia.

También se distinguió entre los purépechas su obra de arte que utilizaba bronce y cobre.

Esto explica por qué su comercio con otras tribus mexicanas primitivas era especialmente importante.

Distinción de clases a través de las riquezas

Los purépechas también tenían una economía y una sociedad diversificadas en las que asesores gubernamentales, guerreros y artesanos conviven de forma particular.

Cuyas joyas de plata y oro también mejoraron sus habilidades comerciales, todos empujaban a la tribu a un lugar de importancia entre sus homólogos.

Sin embargo, a pesar de su inmenso poder y habilidades, Purepeche enfrentaría el mismo desafortunado destino que sus vecinos aztecas años mas tarde con la conquista del imperio español.

Aunque los aztecas se enfrentaron a una explotación inmediata a manos de los españoles a partir de 1518, los purépechas no fueron sometidos por los españoles hasta 1530.

Los aztecas enviaron varias llamadas de ayuda a los purépechas que fueron ignoradas, hasta dejar de recibirlas.

Los purépechas confiaron en su industria y región pesquera para sobrevivir mientras sus vecinos del norte sufrían enfermedades y esclavitud.

La difícil situación de los aztecas ante los españoles permitió a los purépechas prepararse para la llegada del dominio colonial con su gran población.

Los purépechas tenían cosas que a los aztecas no les gustaban, las armas de bronce y la imponente fortaleza de Acámbaro en las alturas del valle.

Estas armas contaban con un poderoso ejército guerrero dispuesto a dar su vida por sus pueblos Purépechas.

Acuerdo del imperio Azteca

En lugar de una completa y total subyugación como entre los españoles con el imperio azteca, a los purépechas se les permitió mantener a su nación como un estado vasallo que pagaba a su patrona España por el derecho a existir.

En su mayoría todos estuvieron de acuerdo ya que una batalla hubiese sido drásticamente garrafal.

Durante la época el la conquista de los españoles contaba con un aliado especial, los totonacas. Tiempo después lo purépechas se le unirían luego de haber realizado varios acuerdos con respecto a su zona y etnia indígena.

Durante el año 1530, el gobierno del conquistador español Nuño de Guzmán, cometió un acto atroz al saquear la región de Michoacán y la ejecución de Tangaxuan II.

Todo esto desató una guerra generalizada que provocaría muerte y destrucción, acabaría años más tarde tras la audiencia del obispo conocido como Don Vasco.

Artículos