Cultura de los Otomíes

0
1002
Cultura de los otomíes
Cultura de los otomíes

 

La herencia cultural de los otomíes es tan amplia como sus lenguajes, e impactan a la sociedad mexicana en gran manera. La cultura amerindia de Mesoamérica es grande y rica.

En el caso particular de los otomíes, la cultura es ampliamente influenciada por las tradiciones y prácticas de la iglesia católica, además de sus ritos y el idioma español.

A pesar de esto, el pueblo otomí continúa ejerciendo sus rasgos culturales característicos y milenarios, sobre todo los que tienen que ver con la familia y la tradición oral.

La música:

Los otomíes utilizan la música en sus rituales desde antes de la llegada de los españoles. Muchas de estas piezas están en peligro de perderse, pues la aculturación ha provocado la paulatina desaparición de muchos de esos ritos.

Cultura de los otomíes
Cultura de los otomíes
Musica

Entre ellas se encuentran:

  • Chimarecú
  • Naki ma tosho njú
  • Rosa María
  • Chicashti Jenni

En especial Chimarecú es utilizada para el cierre del rito del matrimonio, canción que se entona para despedir a los compadres. La mayoría de estas se entonan en combinación del idioma otomí con el español.

La vestimenta:

Siguiendo las técnicas ancestrales de los indígenas mesoamericanos, los otomíes utilizan como indumentaria predilecta el quexquémitl, una suerte de blusa destinada a cubrir el torso de las mujeres.

También es característico de la cultura otomí  que las mujeres se vistan con una falda chincuete de telas hechas principalmente de lana para cubrir las piernas, y una blusa popelina de diversos colores y con diseños geométricos, florales o con figuras animales. Además de un sombrero de palma.

Los hombres se visten con camisas de manta bordadas que suelen usar en las fiestas, danzas y rituales. Durante la época de frío usan gabanes bordados con diferentes diseños elaborados.

Cultura de los otomíes
Cultura de los otomíes
Vestimenta tipica

Por lo general los otomíes tienden a combinar su indumentaria con la ropa de que compran en los municipios que habitan. Varían sobre todo con el clima, pudiéndose apreciar mejor los trajes tradicionales cuando hace más frío.

La actividad económica del pueblo otomí:

Los otomíes son un pueblo principalmente agrícola, y en sus comunidades cultivan principalmente maíz. Además de dedicarse a la cría de ganado y aves de granja como:

  • Caballos
  • Cerdos
  • Vacas
  • Ovejas
  • Pollos
  • Conejos y
  • Patos

Estos productos son destinados al consumo o a la comercialización.

Otra actividad económica propia del pueblo otomí es la fabricación de artesanías, y elementos útiles para el trabajo, para luego venderlos en los poblados.

Durante la temporada agrícola baja los otomíes emigran a los pueblos para emplearse en diversas actividades económicas, sobre todo en las del sector secundario. Como amas de llaves en el caso de las mujeres, o como obreros en el caso de los hombres.

Sobre todo se dirigen  a las zonas metropolitanas de Toluca y Ciudad de México para emplearse y complementar sus ingresos.

La organización social:

Los otomíes han conservado su cultura manteniendo los títulos autoritarios con los que han vivido durante miles de años, entre ellos tenemos a los mayordomos, los fiscales, los topiles, los rezanderos y los cantores, que son autoridades de índole religiosa.

La familia en el núcleo de la sociedad otomí juega un rol importante para el pueblo, ya que todos los miembros desempeñan algún rol en la agricultura, principal actividad económica del pueblo.

Aspectos culturales religiosos:

Aunque la religión ha sido influenciada en gran medida por el catolicismo, en las comunidades más aisladas persisten costumbres más tradicionales.

El culto a las fuerzas de la naturaleza, a los muertos, el nagualismo, el mecanismo de las enfermedades como cuestiones causales y su curación con prácticas tradicionales, aún se resisten a desaparecer, y son realmente importantes para ellos.