5 datos curiosos de los otomíes

0
1799
5 datos curiosos de los otomíes
5 datos curiosos de los otomíes

Hay rasgos y hechos de esta etnia que los convierten en un pueblo más interesante.

He aquí 5 de estos datos curiosos:

  1. Son el pueblo indígena más numeroso de la nación mesoamericana:

5 datos curiosos de los otomíes
Pueblo Indigena(Otomies)
5 datos curiosos de los otomíes

Los otomíes han sabido adaptarse perfectamente a los cambios políticos y sociales que ha sufrido el continente. Desde los cambios climáticos hasta la invasión del hombre blanco con la llegada de las tropas de Cortés.

La clave del éxito de su cultura se ha basado en sus alianzas estratégicas, tanto militares como comerciales.

Durante el apogeo de las civilizaciones prehispánicas, los tlaxcaltecas los ayudaron a combatir a sus enemigos, y cuando los españoles los amenazaron resolvieron aliarse con Cortés participando en la conquista de México.

Para el año 2000, ya había más de 600.000 personas que se identificaban a sí mismos como otomíes de sangre, y más de 300.000 personas eran capaces de hablar alguno de los dialectos otomangueanos.

  1. El empoderamiento de sus mujeres desde tiempos remotos:

Si bien hoy en día, gracias a los movimientos feministas, las mujeres han tenido logros significativos en la evolución de cuestiones como la igualdad de género. Incluso en la época prehispánica ya los otomíes consideraban hombres y mujeres como seres socialmente iguales.

Las mujeres otomíes eran consideradas poderosas guerreras y eran temidas por sus enemigos. A diferencia de las mujeres en ciudades como la gran Tenochtitlan, donde las mujeres se subordinaban a los hombres.

Las mujeres incluso podían elegir a sus  maridos, y rechazar proposiciones matrimoniales si querían hacerlo. También ocupaban posiciones de poder importantes dentro de la sociedad y es el principal pilar de la familia.

  1. La prostitución era aceptada:

Otra curiosidad de la etnia es que el comercio sexual que en general era ampliamente aceptado en la mayoría de los pueblos indígenas mexicanos, ya que la mayoría de ellos veneraba al placer sexual como un don divino.

Esto sin embargo no significa que las mujeres que practicaban esta actividad eran socialmente aceptadas, en general eran estigmatizadas y discriminadas. Aun así la práctica no disminuyó, al no haber cargos judiciales contra la misma y ser económicamente rentable para la mujer que la practicaba.

Hoy en día la práctica ha disminuido por la cristianización de la etnia, pero aun así muchas mujeres otomíes siguen ejerciendo la profesión más antigua del mundo.

  1. La leyenda de los brujos:

5 datos curiosos de los otomíes
Fiel creencia en los Brujos
5 datos curiosos de los otomíes

A pesar de que la brujería y el curanderismo son típicas del pueblo otomí y se  usan para el cuidado de la salud y la expulsión del mal. Se ha difundido la creencia de que el brujo o bruja es una criatura diabólica que se alimenta de sangre humana y que puede cambiar su forma física para convertirse en animal.

El guajolote, el perro y el cerdo son las principales formas que toman los brujos.

La leyenda se ha generalizado en las regiones más aisladas de México, generando en los habitantes un gran temor al avistar animales de este tipo, sobre todo al guajolote.

El temor es tan grave que incluso los creyentes pueden en algunos casos aprisionar o asesinar animales para proteger a sus familias de los temibles brujos.

Esto se conoce como nahualismo, es la capacidad que puede tener una persona para transformarse en un animal.

  1. La pobreza en el pueblo:

Hoy en día los otomíes son un pueblo bastante humilde,  mantenerse en austeridad parece ser un rasgo cultural. Principalmente se dedican a labores agrícolas,  artesanales y, en la temporada agrícola baja, a la servidumbre en las grandes ciudades metropolitanas.

El trueque es usado como método predilecto de comercio por los otomíes.