Ritual Huichol del peyote

0
865
Ritual Huichol del peyote

El peyote es una cactácea pequeña con una raíz profunda la cual se encuentra hundida en la tierra dejando emerger un tallo de solo unos pocos centímetros.

Se puede encontrar en las regiones desérticas de los estados de Chihuahua, Durango, Coahuila, Tamaulipas, Nuevo León, San Luis Potosí y también en algunas zonas de Querétaro y Zacatecas.

Esta planta es conocida por sus propiedades ya que contiene diversos alcaloides psicoactivos, entre ellos se encuentra la mescalina que es la responsable de sus efectos psicodélicos.

El peyote, también llamado ‘’híkuri’’, es utilizado por los huicholes para realizar anualmente una peregrinación la cual se realiza en el desierto de Wirikuta, al Oriente. Para los huicholes el consumo del peyote es algo muy profundo a la cual se le debe tener un respeto muy grande.

Desde la perspectiva de los huicholes el mundo es una gran casa, las fuerzas de las naturalezas son consideradas como sus deidades y antepasados, los hombres provinieron del mar y aprendieron a caminar sobre el desierto bajo una noche sombría y perpetua.

Como era tan oscuro y no podían percibir nada los dioses formaron al primer grupo de jicareros, quienes iniciaron un largo viaje en la búsqueda del cerro del amanecer, donde esperarían la salida del sol.

En el transcurso de la primera peregrinación muchos miembros de la comunidad kiekari, que significa ‘’toda la comunidad’’ o ‘’todo el mundo’’ en la lengua de los huicholes, perecieron y mientras lo hacían iban convirtiéndose uno a uno en elementos de la naturaleza, tales como:

Ritual Huichol del peyote
  • Las piedras
  • Los cerros
  • Las peñas
  • Los manantiales
  • Los lagos

Y los que alcanzaron a llegar a su destino pudieron forjar al grupo étnico huichol, que ha podido ser reconocido social y culturalmente por el mudo entero.

Desde ese entonces los antepasados fueron convirtiéndose en mitad hombres y mitad dioses, transformándose así en elementos que sus descendientes iban a necesitar para poder sobrevivir, estos son:

  • Agua
  • Sol
  • Venados (Entre otros animales de cacería)
  • Maíz
  • Plantas ritualísticas como el tabaco y el peyote

Los huicholes consideran que estos elementos de la naturaleza son en realidad personas que necesitan y merecen, al igual que cualquier humano, respeto y cuidado.

Peregrinación a Wirikuta

Ritual Huichol del peyote

Cuando realizan la peregrinación asisten los hikuritamete (peyoteros-jicareros), los marakames y los kawiteros.

El marakame es el responsable de que la comunidad se mantenga a salvo, es el guía de los peyoteros y debe tener la capacidad para conducirlos a su encuentro con el peyote.

Para poder ser el marakame se deben, por lo menos, haber completado cinco viajes a Wirikuta. Debe tener la capacidad suficiente para poder soporta el hambre, el frío, la sed y no dormir para poder proteger la integridad espiritual de toda la comunidad.

Los jicareros pueden ser hombres o mujeres que tienen por misión el cuidar de una jícara y una flecha, estas corresponden a una deidad determinada que se encuentra dentro del panteón huichol.

Estas mismas personas deben peregrinar cada año al desierto de Wirikuta para buscar el peyote y el venado, y llevar agua sagrada de los manantiales de ese lugar, deben estar casados y durante el tiempo que permanezcan allí solo pueden consumir tortillas de maíz, pinole y maíz tostado.

Según la mitología, los antepasados fueron los primeros que probaron el hikuri y tuvieron una epifanía seguido de esto se transformaron en dioses. Al evocar esta experiencia y obtener nierika, los jicareros tienen la oportunidad de convertirse en marakate.

Las personas que se dirigen por primera vez a Wirikuta deben llevar su rostro cubierto. No deben tener relaciones sexuales ni cinco días antes ni cinco días después de consumir el peyote, ya que la cosmovisión wixarika es un vínculo entre lo terrenal y lo divino.

Si deseas seguir conociendo mas a los Huicholes puedes pasarte por el blog de los Huicholes