Festividades, dioses, creencias de los cántabros

0
31
Festividades, dioses, creencias de los cántabros
Festividades, dioses, creencias de los cántabros

Cuando se habla de las distintas creencias de los cántabros, se habla directamente de una mezcla de varias culturas juntas. A día de hoy, toda esta mezcolanza ha llegado a convertirse en un complejo caso de sincretismo.

Además de las propias leyendas y creencias autóctonas, muchas culturas han aportado distintos toques hasta convertir a la mitología cántabra en lo que es hoy en día. Desde celtas, romanos, hasta incluso cristianos. La región de Cantabria ha adoptado parte de estas creencias a lo largo de su historia.

En realidad, no se cuenta con muchos registros escritos que hablen sobre las distintas deidades e historias que se desarrollan en esta mitología, de hecho, todas estas creencias han sido transmitidas mediante vía oral, de generación en generación. Por lo que se han perdido ciertos detalles importantes.

Por otro lado, así como en cualquier región, en Cantabria se celebran diferentes días festivos, algunos de ellos con relación a este tema. Pero ¿de qué van todas estas creencias?

Dioses de la mitología cántabra

Se solía adorar y rendir culto a las denominadas “deidades protectoras”, esto se puede comprobar observando las “estelas cántabras” (discos tallados en piedra), en los cuales se demuestra que adoraban al dios Sol y que este estaba vinculado con el culto al fuego.

Además, también se conoce que hay un dios notoriamente superior a los demás, llamado Candamo y se dice que es el equivalente al dios Júpiter de la mitología romana e incluso, al Dios del cristianismo.

Tomando en cuenta la personalidad guerrera y combativa de los cántabros, también se encontraba la imagen de un dios de la guerra, que luego fue identificado como Marte (también de la mitología romana) al que se le rendían cultos y diversos sacrificios (desde caballos hasta prisioneros).

Varios historiadores antiguos comentan que, durante los cultos, se tomaban la sangre de los caballos mientras que aún estaba caliente. Esto a según, porque los cántabros creían que estos animales eran sagrados y que, de alguna manera, esto influiría en su propia reencarnación.

Al igual que otras civilizaciones, como los galos, los sacrificios humanos tenían un papel importante en sus creencias, ya que estás tenían relación con la predicción del futuro. Normalmente solían extraer las vísceras de los prisioneros y cortaban sus manos derechas como ofrendas para los dioses.

Festividades, dioses, creencias de los cántabros
Festividades, dioses, creencias de los cántabros

Diosas de la mitología cántabra

Otro punto importante a resaltar, es la presencia de diosas femeninas como imagen de deidad. Las cuáles eran diosas de la maternidad y el germinar, teniendo una clara relación con el concepto de la luna.

Además de esto, se hace referencia a una diosa madre de todos los cántabros, como representación de deidad principal. Esto refuerza la idea de que, en Cantabria, la imagen de la mujer nunca fue objeto de desprestigio o denigración.

Creencias

Los cántabros tenían diversas creencias que, en cierto modo, se relacionan a las de los antiguos celtas. Entre las que predomina la creencia de la inmortalidad del alma, lo que se hace más fácil cuando se observa a sus ceremonias funerarias.

Normalmente, las personas fueron cremadas, excepto los que habían muerto en batalla, ya que dejaban que su cuerpo descansara en el campo de batalla hasta ser comidos y abiertos por las aves carroñeras, de modo que su alma pudiera irse al más allá y reunirse con sus ancestros.

Además de esto, veneraban a distintas figuras de la naturaleza ya que creían que tenían relación con aspectos místicos. Al sol lo relacionaban con la vida eterna y a la luna como símbolo de muerte y la perpetuación del alma. Aunado a esto, ciertos árboles y plantas también era objeto de adoración.

Por otro lado, se sabe que los cántabros preparaban un fuerte veneno con el extracto de las hojas de tejo, el cual mataba sin dolor y siempre los tenían consigo en sus casas, ya que preferían el suicidio a caer en las manos de algún enemigo.

También es conocido que, a los ancianos que ya no podían participar en las guerras, los sacrificaban por estorbar. Por otro lado, era normal encontrar tejos en distintas locaciones ya que era considerado como símbolo de perpetuidad.

Festividades, dioses, creencias de los cántabros
Festividades, dioses, creencias de los cántabros

Criaturas mitológicas

Además de las creencias antes mencionadas, en los mitos y leyendas cántabras, se hablaba de la existencia de seres sobrenaturales y criaturas fantásticas que podían ser temidos o adorados.

Desde ninfas, duendes, demonios, hadas, todo tipo de criaturas son mencionadas en esta cultura. Siendo resaltables tres criaturas en particular: El Ojáncanu, la Ojáncana y la Anjana.

Los dos primeros eran criaturas de aspecto horrible y de gran ferocidad y crueldad. Se les temía y eran la máxima representación de la maldad. Mientras que Anjana, era todo lo contrario, era un hada de hermosa apariencia, benevolente y protectora.

Festividades

Cómo se mencionó con anterioridad, los cántabros celebraban distintos días que consideraban significativos, en los cuales realizaban distintos rituales y estaban relacionados a creencias místicas.

Una festividad que destaca de entre las demás, es el solsticio de verano. En el cual se creía que, al llegar el atardecer, seres como demonios y brujas perdían sus poderes, por lo que los curanderos se apoderaban del ocaso.

También se decía que, en esa festividad, distintas plantas, como las hojas de sauce y los tréboles, ganaban poderes curativos y concedían felicidad a quién los recogiera, siempre y cuando lo hiciera durante la madrugada.

Durante la navidad, solían adornar los balcones de las casas con flores y también se reunían a bailar y a saltar alrededor del fuego. Esto debido a que esta época se hacían cultos con referencia al fuego, agua y árboles.

Actualidad

A pesar de que aún hay personas que se niegan a abandonar estas creencias y a reemplazar a las hadas y criaturas benevolentes por santos, la verdad es que el cristianismo se ha convertido en la religión más común en Cantabria.

También, debido al avance de las épocas y los medios de comunicación, poco a poco se han ido olvidando y dejando atrás los antiguos mitos, leyendas y fábulas para ir siendo reemplazados por los de la cultura popular.