Comidas típicas de los Cántabros

0
51
Comidas típicas de los Cántabros
Comidas típicas de los Cántabros

Además de su longeva historia, interesante cultura y hermosos paisajes naturales, la región de Cantabria también se distingue por ofrecer la diversidad y riqueza de su gastronomía.

La comida de la región de Cantabria se caracteriza por utilizar los recursos que les ofrece su ubicación geográfica. No es de extrañarse que sus platos típicos contengan en su mayoría: carnes marítimas o de agua dulce, carne vacuna y distintas legumbres y hortalizas.

Esta gastronomía se destaca en comparación a la del resto del país (España) por contener ingredientes variados y finamente seleccionados debido a que son encontrados en su misma región, lo cual les proporciona calidad y frescura a todos sus platos típicos.

Comidas típicas de los Cántabros
Comidas típicas de los Cántabros

Platos típicos de Cantabria

Cómo se ha venido diciendo, esta región es muy popular por sus comidas, las cuales logran atraer a más de un turista curioso. Algunos de sus platos más conocidos son:

Marmita:

La marmita es un guisado de bonito (o cualquier otro tipo de atún) que se acompaña principalmente con papas, aunque también puede incluir otros vegetales como: pimientos (ya sean rojos o verdes), cebolla, ajo, etc.

Este plato proviene de los antiguos pescadores cántabros y vascos (dónde se conoce como marmitako), siendo uno de los más antiguos y queridos de esta gastronomía. Es muy utilizado en las ferias gastronómicas y en distintos concursos.

Su nombre se debe a que la marmita (un tipo de olla) era uno de los pocos implementos de cocina que usaban los pescadores cántabros una vez estando a bordo. Tradicionalmente se servía en vasijas de barro.

Cocido montañés:

Es el plato típico de la región de Cantabria por excelencia, se trata de un guiso a base de frijoles blancos y berza (un tipo de col e ingrediente estrella del platillo), que se acompaña con distintos productos derivados del cerdo como el chorizo y la morcilla.

Normalmente suele prepararse en invierno para combatir el frio y es un plato fuerte (con alto contenido graso), por lo que se come solo y esporádicamente. Es, además, el plato más conocido y popular de la cocina cántabra.

Existe una variación llamada “Cocido lebaniego”, llamado así porque es originario de la región de Liébana, Cantabria. A diferencia del cocido montañés, este se prepara con garbanzo, papas y carne de res (aunque también lleva carne de cerdo y berza).

Rabas:

Son calamares rebozados en harina y fritos que suelen servirse como aperitivos. Normalmente se acompañan con algún tipo de bebida alcohólica y son muy populares en los bares. Se caracterizan por su delicioso sabor, crujiente superficie y jugoso interior.

A pesar de no ser un platillo originario de Cantabria, es el aperitivo más popular y utilizado de esta región, donde se sirve con la mitad de un limón picado (práctica común a la hora de comer cualquier tipo de pescado o marisco).

Anchoas de Santoña:

Las más populares de la región, son anchoas limpiadas y finamente cortadas que se preservan en salazón y que luego son servidas en aceite de oliva. Pueden encontrarse en lata o hechas artesanalmente. De cualquier modo, son muy consumidas tanto por los locales como por los turistas.

Tienen mucha fama debido a su antigüedad y excelente sabor, siendo incluso consideradas como las mejores del mundo. Esto se debe a que, en Laredo, Cantabria, fue uno de los primeros lugares de España en los que comenzó y popularizó esta práctica de preservación.

Almejas a la marinera:

Como se mencionó anteriormente, la comida de Cantabria, casi en su totalidad, cuenta con la presencia de los productos derivados de los múltiples recursos de los que se rodea esta región. Este es el caso de la gran cantidad de mariscos y moluscos con los que cuenta su gastronomía.

Entre esos, uno de los platillos más conocidos son las almejas a la marinera. Se sofríen con cebolla y vino blanco y son condimentadas y aromatizadas con distintos ingredientes de primera calidad.

Es un platillo popular sobre todo en la región costera y se come caliente, normalmente servido en vasija de barro. No necesariamente está hecho de almejas (aunque su nombre indique que sí), ya que también se pueden preparar con distintos moluscos.

Comidas típicas de los Cántabros
Comidas típicas de los Cántabros

Postres

Los platillos salados no son lo único por lo que la gastronomía cántabra es tan popular y querida, ya que también cuenta con una variedad de deliciosos y tradicionales postres que encantan a más de uno.

Sobao:

El sobao pasiego es una especie de bizcocho o pan dulce muy popular en la repostería cántabra. No se sabe exactamente cuál fue su origen, pero es considerado uno de los postres más antiguos de esta región.

Se prepara con una mezcla de harina, levadura, azúcar, huevos y mantequilla, la cual puede ser saborizada con anís, ron o ralladura de cáscara de limón y luego es horneada.

Quesada pasiega:

Parecido a un pastel de queso tradicional, solo que con la particularidad de que realmente no lleva queso. Por el contrario, se usa leche cuajada de vaca, la cual se mezcla con azúcar, huevos y harina y posteriormente es horneada. Puede o no contener ralladura de limón o canela como aromatizante.

Frisuelos:

Similares a las crepes, se preparan mezclando huevos, leche, sal, azúcar y harina. Son cocinados en un sartén engrasado con manteca de cerdo o aceite y se sirven con azúcar glas espolvoreada o miel, aunque también se le puede agregar distintos frutos. Normalmente se comen calientes.

Pantortillas:

Son una especie de tortillas planas y circulares que se preparan a base de masa de hojaldre y están cubiertas con azúcar caramelizada, el cual es su principal distintivo. Perfectas para el desayuno o merienda.

Arroz con leche:

Si bien el arroz con leche no es originario de Cantabria, la verdad es que este tradicional postre es muy popular en dicha región. Se prepara cociendo el arroz en leche, a fuego lento, una vez espesado se le agrega azúcar.

Se puede servir tanto frío como caliente, además, es común que se presente con canela espolvoreada, aunque es opcional (hay quienes prefieren agregar vainilla o cualquier otro aromatizante).