Comidas típicas de los Bizantinos

0
125
Comidas típicas de los bizantinos
Comidas típicas de los bizantinos

Según los expertos en la cocina, la gastronomía que se desarrolló en el imperio bizantino fue muy extensa y reconocida entre estos profesionales.

Como es bien sabido, el imperio bizantino es una combinación de varias culturas o de imperios que estuvieron antes del mismo. Estos imperios son el imperio griego, el imperio romano, la cultura católica y la cultura oriental, los cuales tuvieron sus repercusiones en diferentes aspectos de la cultura bizantina.

Así mismo, con el desarrollo que tuvo este imperio, llegaron nuevos tipos de alimentos como lo eran el azúcar, especias y vegetales desconocidos. Por esto mismo también se desarrollaron nuevos platillos y experimentaciones entre los cocineros de la época.

Estos experimentos desembocaron 2 tipos de estilos de gastronomía presentes en el imperio bizantino.

El primer estilo se conoce como el estilo oriental, el cual consistía en la cocina bizantina complementada con los artículos comerciados de la época. El segundo estilo se conocía como un estilo más ligero, el cual consistía en un basamento de la cultura griega de la localidad.

Sin embargo, como se mencionó antes, según los que estudian la historia de la cocina, el imperio bizantino aportó bases gastronómicas, y se posee bastante información de la dieta y de las comidas típicas que se desarrollaron durante esta época, los cuales estaban basados en las culturas locales precedentes.

 

¿En qué consistía la gastronomía bizantina?

 

Se deben destacar algunos aspectos que existían durante la época bizantina en cuanto a su gastronomía. La primera, está en que dependiendo de la clase social en la que se estaba, la gastronomía era diferente.

Comidas típicas de los bizantinos
Comidas típicas de los bizantinos

¿Cuál era la gastronomía que se manejaba en la clase imperial?

 

Como se debe imaginar, el palacio imperial disponía de platillos muy exóticos y exquisitos, ricos en especias y comidas completamente variadas y diferentes.

Según las evidencias arqueológicas y los registros que se han obtenido, los invitados que iban al palacio imperial podían degustar diferentes especias exóticas, frutos, pasteles con miel y golosinas muy variadas, entre otras exquisiteces más.

Cuando nos vamos a la parte de las carnes, los bizantinos que más las consumían eran los de la alta clase o los que vivían en el palacio imperial, ya que obtenían estos alimentos por medio de la caza, y esta era una ocupación muy contratada y bien pagada por el imperio bizantino.

La caza de los bizantinos consistía en usar elementos como animales de caza (perros, por ejemplo), y trampas para ayudar a capturar las presas. Según las evidencias, los animales más grandes eran los más caros.

En cuanto a las bebidas, el vino era lo más popular en todo el imperio bizantino, y lo que es más marcado, es que era tan caro que solo los bizantinos de la clase alta o imperial eran los únicos que consumían esta bebida.

En el imperio bizantino se desarrollaron diversas variedades o variantes de los vinos, los cuales eran comerciados a altos precios, y consumidos en los territorios externos del imperio bizantino.

Como sabor más tradicional, el vino que se tomaba en Bizancio era de uva directamente, y estas variedades consistían en diversos tipos provenientes de ciertas áreas del imperio, los cuales se exportaban y eran consumidos por los bizantinos imperiales.

 

¿Cuál era la gastronomía que se manejaba en la clase del común?

 

A diferencia de ellos, la gente que estaba fuera del palacio poseía un gusto más conservador y menos variado o exquisito.

Según estas evidencias, se sabe que la gente del común tenía una dieta basada en verduras, pan, cereales y legumbres. Sin embargo, los platillos que se realizaban en la población común eran variados y existían diferentes formas de preparar estos alimentos.

También se tiene evidencia de que las ensaladas eran muy populares entre ellos.

 

Se sabe que los bizantinos eran productores de diversos alimentos para el consumo, tanto de las personas de la clase alta, como de la gente común, y es el caso de los quesos, mariscos, pescados, y diversos platillos como lo eran los omelettes.

 

En cuanto a las comidas que podían provenir de las aves, es bien sabido también que los bizantinos cuidaban su propia producción, en cuanto a los corrales y al suministro de aves que poseían.

 

Los bizantinos del común sacrificaban a sus cerdos para consumir alimentos como salchichas y diversos elementos que podían provenir de estos. El cordero era algo más caro, y por esto los que tenían más dinero lo consumían.

 

Como se mencionó antes, no eran muy fanáticos de la carne roja o la carne de res, ya que estos animales eran utilizados para el cultivo. La principal forma de cocina era el hervido, sin embargo, eran acompañados de condimentos y de los alimentos mencionados (ensaladas, pan, verduras, etc.).

 

Como se indicó antes, los condimentos eran muy populares entre la gente del común, y a esto se le incluyen las salsas también, ya que en Bizancio existieron diversos tipos de salsas para acompañar cada comida, las cuales agregaban una mayor variedad de platillos a los mismos.

 

Otras curiosidades que posee la cocina del imperio bizantino

 

La gastronomía del imperio bizantino es una de las gastronomías en comparación con el resto de los imperios, que mayor influencia ha recibido en todo su proceso de parte de otras culturas.

 

Esto primero se destaca por el concepto que se tiene de la cultura bizantina, la cual es el resultado de una mezcla de culturas preexistentes. Luego de esto, se sabe que las comidas típicas de los bizantinos fueron cambiando ya que se agregaron nuevos alimentos durante el imperio.

 

Luego de esto, la experimentación y el desarrollo de nuevos platillos causó una influencia tal, que Bizancio llegó a abarcar miles de variedades de platillos y comidas, adaptadas a las necesidades de cada clase social del imperio.

 

La cultura griega fue la que impulsó principalmente el concepto de la gastronomía bizantina. También se destaca el hecho de que por Bizancio, los imperios aledaños a este también recibieron una influencia directa del mismo, causando que estos platillos o comidas se extendieran por todo el continente.