Totonacas

Los Totonacas

Antes que nada, se debe mencionar que estos grupos étnicos tienen una gran importancia para la actualidad porque gracias a ellos las culturas tienen características que la hacen diferente y únicas.

Una gran cantidad de los mismos aún existen en diferentes regiones del mundo y aunque otros son más conocidos, todos tienen su relevancia.

Agregando consigo el conocimiento de cada una de ellas es importante para conocer el hoy en día y las costumbres que se tienen porque la mayoría se adquirieron de ellos.

El inicio de los Totonacapan

La historia de la comunidad totonacapan comienza como una población importante india de América del Este centro-oriental de México.

Poseen una extensa lista de diversos avances culturales que va desde la confección de su vestimenta hasta la construcción de grandes obras arquitectónicas.

Entre estas destacan sus lenguas nativas, tan diversas como lo es un solo idioma en la civilización actual.

La tradición cultural totonaca es en muchos aspectos similar a otras culturas de la América Central.

Pero posee ciertas características que no se ven en ningún otro sitio de la América Central y que probablemente estén estrechamente comparadas con las culturas circunibeñas.

¿Quienes son los Totonacas?

Se debe empezar diciendo que este es un grupo de indígenas que se localiza en la región costera y montañosa del este de México pero en la localización fue cuando los españoles llegaron a América.

En la actualidad, se encuentran ubicados en el estado de Veracruz, Hidalgo y Puebla. Muchas investigaciones han arrojado que posiblemente sean responsables de la construcción de la ciudad precolombina de El Tajín.

Uno de los datos más relevantes de este grupo étnico es que hasta la mitad del siglo XIX se consideraron como los principales productores de chile y vainilla, siendo de importancia mundial en estos productos.

Estilo de vida

Su estilo de vida es muy tradicional pero vale destacar que algunas características que tienen las totonacas los hacen diferentes que a los demás grupos indígenas de la región nacional.

Su comida

Es indicado comentar que en el pasado este grupo no consumía tortillas por la falta de comales y metates.

A diferencia de otras culturas, el maíz no representaba una parte importante de su dieta aunque se cultivaba, diferenciándolos de otras culturas nativas.

Normalmente, se consumían alimentos marinos como los tiburones, tortugas y algunos animales de tierra como el venado, armadillo y algunas veces también consumían ranas de pantanos.

Los hombres eran los encargados de las pescas de tiburones y comúnmente de la caza de los alimentos grandes como los del venado porque estos eran los que poseían la fuerza suficiente para el trabajo.

La vivienda

Sus casas son hechas a mano evidentemente, además que son sencilla porque se forman con un techo de paja, su forma se ve representada en triangulo aunque también puede ser rectangular o cuadrada.

El techo puede ser construido igualmente con materiales como el zacate, palma u hojas. Las paredes se hacen de varas que se colocan de forma vertical mientras que otras pueden estar cubiertas de lodo.

Otro punto de relevancia dentro de las viviendas es que solo tienen una habitación, la cual se usa como cocina y dormitorio. Algunas casas son productoras de miel, por ende los panales de abejas se encuentran localizadas en las paredes.

Se crían aves de corral y poseen una habitación para los baños de vapor, los cuales son comunes en toda la cultura.

Hábitat de los Totonacos y su relación con otras tribus étnicas

Los totonacos habitan en dos tipos de ambientes: zona de montaña, fresca y lluviosa, específicamente en la zona de la sierra madre oriental.

Considerada como una cadena montañosa al Norte – Este de Veracruz. Su altura oscila entre los 1400 kilómetros.

La significativa altura les era de utilidad para poder ver a la distancia cualquier amenaza que se pudiese aproximar, ya sea de un animal o de otro grupo étnico.

Esta proviene del río bravo por el sur y colinda paralelamente con el Golfo Mexicano.

Por otra parte en las tierras bajas costeras, calientes y húmedas, habitan otros totonacos con hábitos muy similares a los de montaña arriba.

Existen diferencias correspondientes no solo a su localización, también las tienen en los patrones culturales.

Se dice que los totonacos, conviven con los tepehua, los cuales eran otro grupo étnico de la zona que se encontraban dispersos en los estados de Puebla, Hidalgo y Veracruz.

Al igual que con los huastecos, otro pueblo indígena proveniente de los mayas y que se encuentran en los estado de Tamaulipas, Veracruz, Puebla, Hidalgo y San Luis Potosí.

Vestimenta de los Totonacas

Se hace destacar las piezas tejidas y bordadas a mano por las mujeres de la población, uno de los aspectos más bonitos de las mujeres es que se trenzaban el cabello con plumas, dándole un toque muy delicado y llamativo.

Algunos investigadores argumentan que la apariencia de las mujeres es considerada como “muy elegante”, y de esa forma, se debe mencionar que usan faldas, las cuales evidentemente están bordadas con un poncho pequeño triangular.

Con respecto a los accesorios, las mujeres usan collares y pendientes formados por conchas y jade. Algunas veces se tatúan los rostros con tinta roja, dándole diseños delicados y muy elaborados.

Se hace destacar que las mujeres campesinas usan el cabello largo. Los hombres utilizan mantones de varios colores, taparrabos, collares, tapones en los labios y brazaletes, accesorios que de la misma forma usaban las damas del pueblo.

Los penachos creados por plumas son comunes en los hombres de la cultura.

Entre su vestimenta tradicionalmente casera y noble podemos encontrar

Camisas y pantalones de algodon blancos para hombres, faldas de lana negras y velos de algodón para mujeres.

Los hombres de las tierras bajas visten ropa similar o prendas producidas comercialmente de cortes no tan exigentes

Mientras que por otra parte las mujeres usan faldas y blusas de algodón o alhajas de algodón.

Cada familia generalmente cultiva sus propias tierras o sigue un comercio para poder subsistir.

Los hombres de las tierras altas con frecuencia van a las tierras bajas como trabajadores temporales en las granjas.

Se requiere mano de obra comunal y ayuda colectiva en la tierra de los pueblos de propiedad pública tanto en las tierras altas como en las tierras bajas.

Idioma

Estas personas hablan un solo idioma, el cual es reconocido por el nombre de totonaco aunque algunas veces se hace notar la presencia del idioma Tepehua.

Estos dos forman parte de una familia lingüística aislada, lo cual indica que no se sabe si tiene relación con otro idioma.

Asimismo, se ha descubierto que las primeras expresiones gramaticales y léxicas de las totonacas fueron tomadas por los europeos, los cuales hoy en día ya se han perdido.

Religión

En la actualidad, con la llegada de los españoles a América, con la inducción de la evangelización, se ha podido entender que la mayoría de las totonacas son ahora practicantes de la religión católica.

No obstante, se puede entender que esta religión se mezcla con la tradicional y de esa misma forma se tiene que creen en diversos Dioses y Diosas.

Se hace destacar que las diosas madres son las más importantes porque cada persona se formó gracias a ellas.

A continuación, se mencionarán los principales Dioses de esta cultura y religión, las cuales en la actualidad se han mezclado con creencias actuales de la religión católica.

  • Dioses principales:
  1. Sol (Principal en la mayoría de las culturas de los nativos)
  2. Tajín
  3. Nanitas
  4. Luna
  5. Estrellas

 

  • Dioses secundarios:
  1. Dueño del viento
  2. Dueño de la tierra
  3. Dueño del fuego

Se puede observar que creían en los elementos de la naturaleza, los cuales claramente son cuatro pero en este caso nada más tres de esos tenían su Dios.

  • Dueños:
  1. Del maíz (Otro principal Dios de muchas religiones de culturas étnicas de México)
  2. Viejo del monte
  3. Tajines
  4. Del bracero
  5. Vieja del monte
  6. De los animales

 

  • Dueños menores:
  1. Sirena
  2. Mazacuate
  3. Del agua
  4. Duendes
  5. Arco Iris

 

Estos pueden considerarse como una rareza, ya que no hay muchas culturas nativas que creyeran en criaturas como las sirenas o los duendes pero en el caso de las totonacas, se hace evidente que sus costumbres y tradiciones se veían influencias por estos.

  • Dioses del inframundo:
  1. Tlajaná (dueño)
  2. Xpuchiná Nin (Dios secundario)
  3. Nitlán Un (dueño menor)

Así que su religión se enfocaba en un bien y en un mal, creencias que aun en la actualidad se ven plasmadas de diferentes maneras.

Fuente principal de la economía Totonacapan

Tanto los totonacos de tierras altas como los de tierras bajas son agricultores, que cultivan maíz y calabaza como alimentos básicos.

Todo esto alimentado por un gran río con varias desembocaduras que surten y dan sustento tanto a los cultivos como al pueblo.

De igual forma estos pequeños caudales fueron usados durante su desarrollo  para la navegación durante su desarrollo como comunidad,

Los totonacos de tierras bajas crían abejas, aves de corral y cerdos. Además generan diversos alimentos comerciales.

Estos viven principalmente en granjas dispersas, mientras que los montañeses viven en aldeas centrales hechas con sus tierras de cultivo a su alrededor.

Por otra parte los totonacos de las tierras altas crían aves y ganado; para aumentar su escasa producción agrícola.

También se dedican a la venta ambulante y al trabajo asalariado en la temporada baja.

Por lo general compran sus herramientas en tiendas comerciales, no obstante todas las mujeres practican aun un poco de tejido y cerámica como forma de conservar sus costumbres.

Rituales practicados por los Totonacos

Esta institución está relacionada con el compadrazgo o institución de la paternidad.

Comúnmente vista en la América Central, pero entre los hombres totonacos se considera que los lazos de parentesco son principalmente entre los adultos.

En su estilo de vida nominalmente se identifican como católicos romanos, pero han adaptado el cristianismo a sus creencias tradicionales.

Sin embargo aún se practican muchas ceremonias y rituales paganos, repleto de Dioses que solo son entendidos por los totonacos.

Por esta razón su religión es igual de extensa y compleja como su estructura social y sus edificaciones.

Intervención de los Totonacos

No obstante algunos creen que la religión católica fue impuesta por el imperio español en su estructura social.

Durante la llegada de los españoles al continente Americano muchas poblaciones étnicas fueron sometidas a creer en una religión que muchos desconocían.

Viéndose obligados por una doctrina política monárquica que muchos historiadores rechazan.

Deportes creados por los Totonacos en el Tajín

El centro de Veracruz posee un estilo más clásico que está casi exclusivamente dedicado a la parafernalia del juego de pelota y a los propios campos de pelota.

En el sitio de El Tajín, el cual persiste a finales del tardío clásico, los relieves elaborados en las paredes de las cortes brindan detalles sobre cómo se usó este equipo.

Los Yugos eran las contrapartes de piedra de los pesados ​​cinturones de protección.

Durante las ceremonias posteriores al juego, que pudieron haber presentado el sacrificio del capitán y otros jugadores del lado perdedor, estos objetos en forma de U se usaron en las cinturas de los participantes.

En el Yugo en su parte delantera se colocó un objeto de piedra vertical que originalmente pudo haber funcionado como un marcador de juego de pelota.

Este juego tomó dos formas: hachas o cabezas finas de piedra y palmeras o (“palmas”).

Todos están tallados en un elaborado estilo de bajo relieve, representando así las formas de vida que se enredan en diseños de pergaminos ondulados y entrelazados con bordes elevados.

Estos elementos y el estilo en sí pudieron haber tenido un cambio a partir del arte olmeca tardío en el conocido Golfo de la costa.

Uso de los Yugos como representación del resultado de los juegos de pelota del Tajín

Muy a menudo, los yugos representan al sapo marino, un enorme anfibio con glándulas venenosas hinchadas en la cabeza.

En sus mandíbulas hay una cabeza humana. Las hachas más tempranas, que se caracterizaron por su característica de caber en los yugos, eran cabezas humanas bastante gruesas y bien podrían fecharse en el Formativo Tardío o Proto-Clásico.

Con el tiempo, estos se adelgazan y representan cabezas humanas que llevan tocados de animales.

Las palmas son objetos de piedra con forma de paleta con bases trilobuladas y exhiben un tema mucho más rico que las hachas o yugos.

A menudo ilustran escenas brutales de sacrificio y muerte, dos conceptos que estaban estrechamente relacionados con el juego de pelota en la costa del Golfo.

A pesar de la clara presencia del estilo en las ciudades de Teotihuacán, Cholula y Cempoala, el Clásico Centro de Veracruz se ubica en el centro norte de esa misma ciudad.

¿Dónde se encuentra ubicado El Tajín?

Se encuentra localizado entre los estados de Papantla de Olarte y las partes contiguas de Puebla.

Hoy en día, esta región está dominada por oradores totonacos, un pariente lejano de los mayas y los mismos Totonaco afirman que construyeron.

El Tajín, independientemente de si la cultura clásica del centro de Veracruz fue o no un logro totonaco, el estilo persiste durante el período clásico y tuvo una fuerte influencia en los desarrollos en regiones distantes.

Las tendencias en el arte y la arquitectura del centro de Veracruz, que comenzaron en el Formativo Tardío, culminaron en el Clásico Tardío.

En el gran centro de El Tajín, ubicado entre colinas cubiertas de selva en una región ocupada por los Totonacos, cuya capital pudo haber sido.

Hernán Cortes y su alianza con los Totonacos

La historia narra que un día se realizó una excursión guiada por un hombre conocido como Hernán Cortes el cual se encontraba de caza pero se topó con una gran sorpresa, una comunidad de nativos.

Los cuales eran los totonacas, estos lo recibieron con pan de maíz y gallinas en señal de paz y amistad.

 

Obras arquitectónicas

Su estructura más imponente es la Pirámide de los Nichos, llamada así por los aproximadamente 365 huecos en sus cuatro lados.

Hay una serie de pirámides de otros templos en el sitio, así como edificios de palacios con techos planos y de concreto, un recorrido de la fuerza del conocimiento de ingeniería de Mesoamérica.

Las tres canchas de pelota principales de El Tajín son notablemente importantes por los relieves tallados en sus superficies de juego verticales.

Estas brindan información valiosa sobre las connotaciones religiosas del juego sagrado. Al igual que Xochicalco.

El Tajín y la caída de la civilización étnica de los Maya

El Tajín estaba vinculado de alguna manera con el destino de las tierras bajas mayas y el colapso de la civilización étnica Maya hacia al año 900, puede haberse reflejado en la desaparición del epicentro de Veracruz.

Más abajo en la llanura de la costa del Golfo, la tradición remojada de las figuras de cerámica huecas continuó activa hasta el siglo Clásico Tardío.

Con una producción particularmente grande de las misteriosas y sonrientes figuras de niños y niñas bailando, que fueron concebidas como ofrendas funerarias.

Pero además, existían cerámicas y figuras que formaban una hermosa escultura que fueron diseñadas bajo una fuerte influencia maya.

Sin embargo, no hay indicios de que estos pueblos tuvieran alguna relación con la alfabetización maya o con las técnicas de construcción mayas.

Desde 1519 hasta hoy día, el legado de los totonacos permanece vigente la historia de la civilización étnica de Veracruz.

El mundo azteca moderno y los Totonacos

En la actualidad aun persisten los pueblos totonacos en el norte de Veracruz los cuales conviven estrechamente relacionados con el nuevo mundo Azteca.

Es importante mencionar que los aztecas fueron una civilización conocida también como imperio tenochca.

Sostuvo una amplia economía y política que duró hasta poco después del Postclásico tardío.

Mucho antes de la denominada conquista de los españoles, donde los totonacos jugarían un rol importante siendo los primeros aliados de estos.

Aunque en su mayoría prefieren estar sumergidos en sus tradiciones, gran parte de sus habitantes viajan hacia las grandes ciudades en busca de una mejor vida.

En comparación a nuestra forma de vida, la suya es considerada una de las más rudas por todo el trabajo que conlleva.

Editar toda esta historia es solo una pequeña parte de toda la vida de los totonacos.

Leer una sola página del legado de los totonacos nos impulsa a querer saber más sobre qué será de su cultura y civilización en el 2018, tras casi 500 años de su comienzo como un pueblo étnico primitivo y lleno de grandes sorpresas.

Artículos